miércoles, 23 de febrero de 2011

llevo tanto sin venir que no puedo perdonármelo

lo cierto es que me cuesta mucho reconocer que no he venido porque he sido mala persona. Deseo tanto lo que tienen otros que dejo de ver lo que quiero yo y es que... es tan duro no poder tener algo tan importante. Hoy estoy bien, también debo de reconocerlo, emprender el camino para hallar respuestas aunque estas no me puedan gustar es una jugada arriesgada en la que he decidido apostar. Aquí sigo, dejando que la vida me distraiga pero con paso firme para no dudar en mi determinación. Lo quiero conseguir y he empezado a luchar ya, caiga quien caiga.

martes, 1 de febrero de 2011

no podia venir

lo siento pero he estado tan jodida que ni he podido venir. Es muy duro esto, no soy capaz de compartirlo aún a pesar de que hoy lo es menor medida.

Siempre he tenido la sensación y el miedo de que tras un dia de risas y alegría debía venir el horror y la pena. Es triste ver que esta proporción se mantiene a pesar y a través del tiempo.

Algo mal he hecho para que todo el mundo me pregunte qué me pasa a pesar de haberlo llevado de manera tan íntima como lo estoy haciendo. Debe de notarseme demasiado. No puedo deciros más.

Me gusta

Entrada destacada

Lo que acertó Julio Verne. Yo leo romántica.

   Anoche terminé de leer Cinco días para enamorase de Marta Lobo. Cinco mujeres con más ovarios que epiteliales. Y he pasado la noche ...