sábado, 22 de septiembre de 2012

Os quiero a todas chicas!

A pesar de que las palabras que os voy a dedicar hoy se alejan bastante de "Cartas de mamá", llevo varios días pensando en ello y ha llegado el momento de ponerlo en orden.

Para cualquier adolescente, la vida entre los 14 y los 18 se complica bastante. En mi caso fue así. Pero lo importante aquí es que lo he olvidado.

Sí, literalmente, lo he olvidado casi todo: supongo que tanto lo bueno como lo malo. Y creedme cuando os digo que no es falta de memoria sino una defensa instintiva para la supervivencia. Puedo decir abiertamente que me he adaptado al medio. He recuperado relación con algunas amigas de la infancia y al estar con ellas me he dado cuenta de la magnitud de lagunas que he ido construyendo con el paso de los años.

Sé que habrá quién opine que esto no es bueno, que lo he evitado, no lo he solucionado (lo digo por tí Maite) Yo sinceramente creo que ya he sufrido suficiente y perder a mi bebé a afinado mis límites perfilando la lista de lo que es importante y lo que no lo es. Siempre he sabido que soy fruto de los acontecimientos que me han acontecido, especialmente de los negativos y soy quién soy por los obstáculos que he saltado Y ESTOY ORGULLOSA DE ELLO. Ahora además sé que el recuerdo de estos obstáculos pasados no se va molestar de ahora en adelante.

Pero me surge una nueva pregunta: ¿podré disfrutar de las personas que compartieron conmigo los días que he olvidado? ¿podré perdonarlas por no ayudarme? sé que eran tan niñas como yo pero... ¿podré hacerlo? Espero que sí, porque en mi lista de las cosas importantes están las personas buenas, no solo las que no son culpables.

Os quiero a todas chicas!

pd: Aunque después de esta historia alguna haya caído definitivamente en el camino. En cariño de aquellos días persiste, el de los últimos 7 no.

viernes, 21 de septiembre de 2012

¿Te hace feliz tu pareja! No, yo soy feliz

Todos conocemos Facebook y esta entrada me encantó así que la pongo aquí para compartirla con vosotros y para recordármelo a mí misma.  Así es como se ama sanamente. Eso pienso.


¿TE HACE FELIZ TU PAREJA? 


En cierta ocasión durante un seminario para matrimonios, le preguntaron a un Hombre:

-' ¿Te hace feliz tu esposa? ', ¿Verdaderamente te hace feliz?



En ese momento la esposa levantó ligeramente el cuello en señal de seguridad, sabía que su esposo diría que sí, pués el jamás se había quejado durante su matrimonio.

Sin embargo el esposo respondió con un rotundo - 'No...... No me hace feliz'
Y ante el asombro de la mujer... Continuó:
- 'No me hace feliz......... ¡Yo soy feliz!... El que yo sea feliz o no, eso no depende de ella, sino de mí. Yo soy la única persona, de quien depende, mi felicidad.

Yo determino ser feliz en cada situación y en cada momento de mi vida, pues si mi felicidad dependiera... De alguna persona, cosa... ó circunstancia.... Sobre la faz de esta tierra, yo estaría en serios problemas.
Todo lo que existe en esta vida, cambia continuamente....... el ser humano, las riquezas, mi cuerpo, el clima, los placeres, etc. Y así podría decir una lista interminable. A través de toda mi vida, he aprendido algo; decido ser feliz y lo demás lo llamo...

'experiencias' , amar, perdonar, ayudar, comprender, aceptar, escuchar, consolar.

Hay gente que dice:

- No puedo ser feliz... Porque estoy enfermo, porque no tengo dinero, porque hace mucho calor, porque alguien me insultó, porque alguien ha dejado de amarme, porque alguien no me valoró...

Pero... Lo que no sabes es que.... PUEDES SER FELIZ......
aunque... Estés enfermo,
aunque... Haga calor,
aunque... No tengas dinero,
aunque... Alguien te haya insultado,
aunque... Alguien no te amó ,
o no te haya valorado.
La vida es como andar en bicicleta,.....
te caes, solo si dejas de pedalear




SER FELIZ ES.... UNA ACTITUD ANTE LA VIDA
QUE CADA UNO DECIDE...!! 









jueves, 20 de septiembre de 2012

La fábula del Tren Perdido.

Cuenta la Leyenda de un Tren Fantasma que recoge almas en las estaciones para llevarlas al cielo. En este tren solo se pueden subir los que compraron su billete pero... por alguna razón muchas veces va vacío. ¿Quién lo cuenta? Pues esta historia solo la pueden contar los que lo vieron partir sin tomarlo pensando que volvería a pasar. Pero estos mismos son los que cuentan que el Tren que muchas veces va vacío nunca vuelve a pasar por la misma estación.

Caminando caminando me encontré en el camino correcto. Y sin darme cuenta he entendido que hay trenes en la vida que solo pasan una vez, y nunca más. Ante ello, lo único que podemos hacer es seguir probando con el tren adecuado y para eso amiga, hay que ir a la estación. Parece un poco complicado lo sé, yo y mi retórica retorcida y humor único, el mío.

Pasan tantas cosas que no podemos controlar. Tantas que nos hacen des-centrarnos y perder el equilibrio que solo nos queda el consuelo de culpar a la casualidad y el azar. 

Si, es verdad el azar hace mucho pero prefiero pensar que lo malo viene solo, sin quererlo, así por un sorteo injusto. pero lo bueno podemos buscarlo, lograrlo, alcanzarlo, conseguirlo o capturarlo. Las oportunidades nos brindan decisiones acertadas y erróneas pero cualquiera de ellas nos lleva en movimiento hacia otro lugar.

En definitiva podemos equivocarnos, podemos caer pero nunca, nunca nos podemos detener.

Nunca tomaremos el tren adecuado si no vamos nunca a la Estación de Tren ¿No es cierto? Aquí lo único que no esta muy claro es a qué estación hay que ir. Para saberlo hay que vivir, no basta con sobrevivir.

Espero que os sirva un abrazo.

Me gusta

Entrada destacada

Lo que acertó Julio Verne. Yo leo romántica.

   Anoche terminé de leer Cinco días para enamorase de Marta Lobo. Cinco mujeres con más ovarios que epiteliales. Y he pasado la noche ...