lunes, 16 de noviembre de 2015

SUPERVIVIENDO


La vida del aspirante a escritor es jodidamente difícil. Si tengo que pasarme el día en las redes sociales para que el mundo se entere de qué existo... ¿Cuándo narices voy a poder escribir algo que contarles? Señores, actualizar el estado requiere su tiempo pero crear un personaje precisa de muchas noches sin dormir. ¿Alguien tiene la respuesta?


Cargada de la sinceridad que me caracteriza voy a escribir algo que puede ESCOCER, necesito pasar página de Eva y Oliver, #PUCDP (cosa que no voy a hacer, por supuesto). ¿Por qué? Es terriblemente complicado para mí no volvar a Eva en otros personajes si no dejo de ver su imagen durante veinticuatro horas al día. Sí, la quiero, la adoro, la admiro... pero su tiempo está intercediendo en MADAMMES y en TRES DÍAS DESNUDA como un elefante en una cacharrería.¿Solución? Horas sin dormir no es una opción, ya me levanto temprano para no restarle tiempo a mis hijos. ¿Ayuda? ¿Cómo pido ayuda si no sé lo que tengo que hacer? En fin, tras toda esta queja elaborada me queda el lápiz y el papel, los minutos de espera en el super grabando audios, las hojas de libreta con una letra indescifrable que volver a inventar más adelante. La música que se va sumando contando historias nuevas... Y como siempre, seguiré haciendo todo cuanto pueda. Sobreviviendo ¡NO! SUPERVIVIENDO. Con letras grandes y chillonas. MuNdo, allá voy, prepara mi cervecita que me quedo contigo, me quedo contigo, me quedo contigo. 


Me gusta

Entrada destacada

Lo que acertó Julio Verne. Yo leo romántica.

   Anoche terminé de leer Cinco días para enamorase de Marta Lobo. Cinco mujeres con más ovarios que epiteliales. Y he pasado la noche ...