martes, 17 de octubre de 2017

PRINCESAS: MITOS Y VERGÜENZAS

¿Sabías que hay vídeos en Youtube que hablan sobre las reinas más feas de la historia? Esto demuestra que ya se ha escrito de todo sobre el término.


Y quien dice reinas dice princesas. Ahora yo te voy a decir a ti porqué #tútambiéneresprincesa. Pero te lo voy a decir poco a poco, como me gusta a mí.

Desde Bárbara de Braganza o  María Luisa de Orleans hasta Cleopatra, mujeres que llegaron a representar y/o dirigir un país de forma directa o indirecta. Soy de la opinión de que "detrás de un gran hombre, hubo una gran mujer", el hecho de que las hazañas femeninas nos hayan llegado de puntillas a nuestro tiempo solo demuestra la escasez de seso del ancestral sexo dominante. Al calificativo de "reina fea" se le suman: educada, manipuladora, sangrienta, cordial... incluso en alguna ocasión se le asocia un libertinaje sexual desproporcionado. Es que si eres guapa y engañas a tu esposo eres menos guarra en la cama que una fea, perdonad los términos pero así es. A ver... que va a parecer que sé mucho del tema. Solo me he documentado formalmente.


Encontré además algunos artículos interesantes sobre la belleza de Cleopatra. Al parecer es un atributo físico que no se ha podido demostrar. Esto no ocurre con su atractivo, ¡y cuidado!, una mujer inteligente, con atributos físicos diferentes y  el don de la palabra no tenía que ser guapa para traer a todos de cabeza. Nos queda la duda de si los hombres que la amaron fueron influenciados por su atractiva personalidad, por la proporción perfecta de sus rasgos faciales o la talla de su busto. Lo que si sé es que la historia nos muestra a mujeres que han supuesto un antes y un después por su don particular para destacar por sus virtudes. Mujeres, princesas y reinas de sus vidas. Me apena escuchar eso de... las mujeres de hoy no somos princesas. Estoy de acuerdo siempre y cuando podáis sustituir la palabra princesa por florero y no cambie el sentido de vuestra afirmación. No puede haber bandos, compañeras. De negro, de tul, de rosa o con vaqueros rotos, todas somos iguales. Todas somos únicas. 

Por eso me gusta decir: buenos días, princesas. Y nunca imagino uñas de gel sobre mentes soberbias o sometidas. Mis princesas tienen durezas en las manos, extensiones en el pelo, cesáreas, escoliosis, estrabismos... pero hipnotizan, envuelven con hilo de virtud las carencias de su entorno. Son paciencia, amor, empatía y comprensión en casi todas las áreas de su vida. Rabian, gritan, acarician. A veces son espejo, otras reflejo. En ocasiones gobiernan, otras veces son consortes justos. Dirigen, inician, desarrollan y concluyen porque las sabiduría de la tierra forma parte de su naturaleza. Porque la mujer es equilibrio. 

Por una cama de princesa es una lucha por un sueño, y los sueños son de mil colores. No me voy a empeñar en el cuero y el tacón, esa es una imagen compensatoria. #Tutambiéneresprincesa cuando todo el mundo a tu alrededor te mira desde la misma altura, cuando eres tú misma. Cuando nadie te domina pero te dejas sostener. Te permites ser amada y mimada. He aprendido que el amor no mana de la tierra como el agua en un manantial, más bien se trata de una energía que se cultiva. Y se cultiva siempre de dentro hacia fuera. Este puede ser el primero de varios post, ¿quieres derribar tu propio  mito?

Ámate princesa, y permite que todos te admiren en tu esplendor. 




Hace mucho que no venía por aquí. Gracias por seguir conmigo.
No te prometo volver mañana. Te juro ser yo misma.

"yotambiénsoyprincesa"






sábado, 23 de septiembre de 2017

Una mamá en Stand By

 Hace un año, a esta misma hora, estaba saliendo de una ducha muy caliente en el Hospital Materno Infantil Virgen de las Nieves en Granada. Dilaté cuatro centímetros allí de pie, pensando que mis piernas flaquearían y caería al suelo. Pero eso no ocurrió. Me mantuve firme, volví a mi cama y de ahí a paritorio a mil por hora. Tanto tardó el anestesista en colocar la epidural que cuando terminó ya asomaba.

Mucho abarca, poco aprieta. Por cierto,
 este años no organizo el RoJa.
Mi primera renuncia va dirigida
 al nivel de compromiso. 
Tengo unas manos horribles, pero son más bonitas cuando le abrazo. Su sonrisa me devuelve el buen humor, y darme cuenta de la forma en la que sus ojos se iluminan al mirar a sus hermanos, me recuerda la importancia de mi milagro, la familia. Vosotros ya sabéis que ellos son Mi cama de Princesa.


Pero me agotan, como los Pin y Pon la paja de la granja, parece que es imposible pero no, la posibilidad existe, y si la tocas,debajo de tu dedo queda un dedo blanco porque tienes las piernas más hinchadas que el globo rojo de IT. Pero te besan y te dicen que se van a dormir y todo te duele menos. Aunque, irremediablemente, los sueños siguen sin cumplir, las escenas sin escribir, los borradores sin redactar, la web sin terminar, el post sin escribir. 

No me negaréis que por la noche hay un instante de inflexión, un segundo que marca la diferencia. Es momento en el que miras el PC y sientes el agotamiento sobre tus hombros, el dolor físico en cada centímetro... y la renuncia es VOLUNTARIA. Porque no puedes más y porque sabes que si encendieras el ordenador no escribirías una mierda, sino que revisarías RRSS con tal de mantenerte despierta en lugar de concentrarte. El día siguiente ese proceso de renuncia es más rápido porque no sabes gestionar la sensación de fracaso literario de la anterior.

Yo los doce días en que mis hormonas me permiten ganar.
A mi Javi lo tengo enganchado en la pierna, por eso no sale. 
Pero un día ocurre. Todos se van o se acuestan. Tú has gestionado el fracaso de tal forma que lo has digerido y evacuado, puedes empezar de nuevo. Además ya has terminado con la regla y tu cuerpo es otro, más vital, ligero y exento de líquidos secuestrados. Te cambia el humor, los niños son más guapos, cuando tienen el día llorón pones Metallica para que se disimule o Bob Marley si quieres reír un rato. ¿Por qué mis hijos no quieren que yo cante y baile? Pues me ayuda mucho a liberar tensiones. 

Ser madre implica estar en Standby, te tomes la maternidad como te la tomes. Si pones a tus sueños en la pantalla principal, dejas la de madre en pause. Si ser madre es lo primero todo lo demás queda en segundo plano. Y si quieres ser productiva... olvida lo de ser productiva. Puede que algunas de vosotros no os sintáis identificadas con estas palabras: ¡FELICIDADES! Mi más sincera enhorabuena, habéis alcanzado el equilibrio. Yo estoy desequilibrada, sin lugar a dudas. Y no me pesa, ¿eh? Todo esto son reflexiones. Soy así de rara, escribirlo y leerlo me ayuda a saber lo que ocurre. 

Tengo la regla, ahora me dura casi diez días ¡un horror!, me cambia el humor, si divide por diez mi capacidad de esfuerzo y de resistencia, me deja de llegar sangre al cerebro y tengo la capacidad de concentración de una ameba distraída. Pero todo pasará, al menos durante doce días, aproximadamente. En esos doce algún niño tendrá fiebre y me quedaré sin tiempo libre de nuevo. La naturaleza que es muy sabia y... por cierto:

el tiempo libre no se resta de las horas de descanso. ¡Así no vale!

¡FELIZ SÁBADO! 

Yo celebro mañana el cumple del pequeñín en casa así que ya sabéis... mami in home. 

jueves, 27 de abril de 2017

Que Jimena y Sasha vuelvan a casa



Hoy mi razón está dividida, como el ying y el yang. Al verlo escrito comprendo que es lo normal, siempre es así. Ying y yang. 

Tengo el día sensible (quizás sea astenia primaveral, no me adapto a mi vida, en general). No sé si a causa de una razón biológica o social, pero lloro. ¡Hace tanto no que siento emoción de esta forma! Me echaba de menos. Acabo de ver este vídeo, os lo dejo para que lo visualicéis ahora, ahora mismo. 


Supongo que el fragmento de una historia mayor, o quizás un anuncio de El pozo. 
No lo sé. Si alguien lo sabe, que lo diga si quiere. Gracias Maite.

Bonito, ¿verdad? Qué cierto, todo lo que nos atormenta a diario es VIDA, es estar Vivo. Pero depende del país en el que residas. 

Esta mañana la historia de Jimena me ha retorcido el alma. Jimena es una chica malagueña que ha desaparecido en Oriente Medio, creo recordar que la última vez que se supo de ella fue en Turquía. Huía de su suegro -porque lo es aunque él no lo quiera-. Jimena conoció a Sasha mientras trabajaba en Dubai, volvió a Londres y Sasha viajó con ella dispuestas a vivir una relación de amor tan intensa -o más- que la tuya o la mía. Pero alguien se lo dijo a su padre. Por eso hoy sé, que en uno de las países con más millonarios por metro cuadrado un padre puede asesinar a su hija por vivir su homosexualidad, porque la VIDA es delito. Vivir está penado con la muerte. El hombre que le dio la vida tiene la libertad de arrebatársela con consentimiento de los estamentos judiciales del país. Y punto. Y no hay más. Y el derecho a la libre sexualidad se lo pasa por el forro del calzoncillo o la prenda que cubra los minúsculos cojones de un padre retrógrado, maltratador y psicópata. Y amplío estos calificativos a toda la sociedad que lo tolera teniendo en su mano la opción de hacer algo. Lo malo es que esos son pocos. Y no se puede hacer nada. La Ley ampara a ese hombre. La familia de Jimena confía en que su hermana, amiga, hija... vuelva a casa sana y salva porque es española. Pero saben que ella nunca abandonaría a Sasha en manos de su padre. Así que, AMBAS, han desaparecido a manos de la VIDA que nos hace sentir Vivos.



Creo, sinceramente, que nunca sabremos si las cubrió el velo del amor y se siguen abrazando en una aldea diminuta sin prejuicios de sociedades hipócrita -que venden la belleza de una hija como el petróleo o los metros cuadrados hasta el centro de la tierra-, o lo que las cubre es  una bolsa de plástico o una celda untada por la satisfacción del trabajo bien hecho, la basura rebelde y libre, fuera. Rabia. (Sí, sé que era una frase demasiado larga, me da igual). 

Estoy enfadada, no furisosa. Ya no me cabe más coraje. Y esto es la vida. Y sabemos que todo esto pasa, pero para saciar nuestra ansiedad de la emoción de la felicidad, cerramos los ojos y miramos a nuestros hijos con adoración. Yo lo hago. Y pido al cielo que a Trump le de un infarto fulminante y ninguno de mis descendientes Vivan la tercera guerra mundial. Y pienso en que lo importante es vivir el día a día, disfrutar los pequeños momentos y convertir los momentos felices en una emoción constante que haga de muro contra la Vida del mundo.

Ojalá Jimena y Sasha vuelvan a casa y puedan despertarse como el hombre del vídeo. Mirar a la persona que ocupa su misma almohada y pensar, esto es amor. Cruzar sus dedos por la calle y sentir que son libres.

¡Qué estamos en el siglo XXI, coño!

Sí, sé que no podemos cargar los errores del todos. Pero gritar, sí. Quiero que las noticias se llenen de avances sobre esta historia. Que las organizaciones que deciden si somos ricos, pobres o lo de en medio le digan a Dubai que la homosexualidad no es delito. Que la VIDA es mejor vivirla con los ojos abiertos. Que quizás Sasha podría convertirse en la empresaria de mayor éxito de la historia de Oriente medio, acabaría con la pobreza. Quizás los hijos de Jimena erradiquen el cáncer y los de Sasha ofrezcan a las empresas farmacéuticas otro hueso que mascar. Tengo para todos, lo veo todo, como vosotros. 

No voy a corregir este texto porque estoy segura de la Fátima comedida quitaría algún párrafo, la correcta pondría más cómodas y alguna cursiva, la sincera os hablaría de ese nudo en la garganta que sabe a impotencia. La práctica buscaría/abriría una cadena de firmas para pedir al Ministerio del Gobierno que interceda por las mujeres de Dubai, que no solo importa su petróleo y su dinero, también sus mujeres. La Fátima justa enviaría al carajo todo lo que la atormenta sin merecer importancia alguna. La Fátima madre se iría a ver dormir a su bebé y pediría a su esposo que trajera a sus hijos de la guarde antes de la hora, para disfrutarlos treinta minutos más. Y como no estoy hecha de fragmentos independientes, voy a hacer todo esto ahora mismo. Porque quiero un mundo mejor y voy a empezar desde aquí, desde ahora.

Imaginaré cada mañana que despierto de un letargo emocional, que no me cansa luchar contra el viento, que nunca cesa. Voy a cerrar los ojos y a sentir porque ESO ES VIDA, sentir la LIBERTAD, el AMOR, la RABIA, exponernos sin vergüenzas porque todos tenemos algo que ofrecer a los demás. Y si nos callamos, no nos ven. 

Y me voy con la satisfacción de Gritar con letras, porque se me da mejor que Gritar con la voz. 

lunes, 10 de abril de 2017

¡Hasta pronto, mundo! Yo me quedo aquí.

Querido Blog:

Soy esa mala amiga que solo se acuerda de ti cuando necesita que le saques una sonrisa.

Hace algunas semanas, alguien muy importante me dijo que más vale decir no que un sí a medias. Me he decidido a soltar. ¿Y qué dejar ir? Difícil.

Estas noches pasadas, entre sueño y duerme vela, me he parado a pensar en lo que tengo y lo que no. Acabé entendiendo que abarco mucho que no tengo así que suelto lo que no me pertenece. Suelo compromisos que no unen, sino que atan. Suelo saludos de paja que a nadie importan y suelto, sobretodo, las armas y las majaderías (vulgarmente conocidas como gilipolleces). Y hace tiempo que me escuece el corre ve y dile, el me dijo, me contó y el te has enterado. Información que pesa pero no empuja. No soy muy de física pero me parece una buena relación; un coche con motor pesa mucho más que uno que no lo lleva, sin embargo se mueve con mayor facilidad porque ese peso es productivo y genera movimiento. Yo quiero que en mi motor solo pese lo importante. Mi motor es una dinamo.

Mi familia, mi salud, mis amigos, mi trabajo y mis letras.


2017 ha arranco con fuerzas en todos los aspectos: como madre, como profesional y como mujer. Tú bien sabes, cajón de mis confesiones, que los cambios no son mi néctar. Ni rebozados en chocolate los trago pero ahí están, como un cambio de rasante pronunciado y sin visibilidad. Pero el único camino.

He firmado mi tercer cuarto contrato este año, no todos literarios, solo dos me darán de comer. Pero son mi regalo, el fruto al trabajo más duro, el que te quita tiempo de sueño y a la misma vez, te hace soñar.

Y es hora de escribir, trabajar y despegar, pero no puedo. Y como no sé qué ocurre vengo a tí, mi buzón del alma. Vengo aquí para escucharme y escuchar mis emociones, porque mis sentimientos los conozco. Me siento triste pero pocas cosas me emocionan si están detrás de la pantalla. Estoy aquí, conmigo misma, y sin sentir. Siento en la calle: corriendo, escardando, cortando, pintando, peinando. Me emociono en instantes y ninguno tiene que ver con las redes sociales. Así que estaré para el RoJa y nada más. Y ahora que lo escribo lo sé. ACABO DE VER el problema, NO TENGO NADA QUE CONTAR. Y desde esta posición todo lo que diga estará vacío. Eso es lo que ocurre. Lo había pensado y ahora lo sé. No tengo nada que ofrecer al público hasta nuevo aviso. Y cuando vuelva lo haré para brillar porque no podrá ser de otra forma, porque la luz la llevo dentro cuando escribo. Yo me lo digo. Porque sí.

Querido Blog, me voy a SENTIR, que de eso se trata. 

Gracias por tanto, de nuevo en un solo párrafo se escribe todo. 

VALOR

miércoles, 8 de marzo de 2017

FELIZ DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

Los mayores logros en mi vida son: mi matrimonio, mis hijos, mi trabajo y mi novela. Lo único que estoy dispuesta a compartir es POR UNA CAMA DE PRINCESA. Aquí la tenéis, al precio mínimo de Amazon. Es mi regalo para ti, mujer. Solo por eso, por ser MUJER, eso ya lo dice todo. 

relinks.me/B01F3QA5QY
relinks.me/B01F3QA5QY 


Hoy es un día especial, no solo porque soy MUJER (aunque a veces me queje de ello) sino también porque hoy hace Tres años que me casé. No soy mejor ni peor desde entonces, por supuesto, sigo luchando para no parecer un Orco cada mañana, soy mamá para lo bueno y para lo malo, grito y beso en desproporción. Pero hago lo que puedo, como todas vosotras. 


FELICIDADES, CHICAS, GUERRERAS CON LICENCIA BIOLÓGICA PARA SOBREVIVIR A CINCO NOCHES SIN DORMIR, HACER SIETE COSAS A LA VEZ Y, DE PASO, CUMPLIR SUS SUEÑOS. 

Y para celebrar con todos vosotros el DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER, Group Edition World os trae esta PROMOCIÓN (junto con otros títulos de mis compañeros). ¡Solo hoy!


Ya es hora de que decidas a quien escoger.

Me gusta

Entrada destacada

Lo que acertó Julio Verne. Yo leo romántica.

   Anoche terminé de leer Cinco días para enamorase de Marta Lobo. Cinco mujeres con más ovarios que epiteliales. Y he pasado la noche ...