lunes, 20 de diciembre de 2010

Nunca me harán perder la sonrisa

Jodia pero contenta.... Aburrida y traicionada... qué más se puede pedir??? poco queda ya, la verdad.

Sentirse traicionada por alguien a quien se aprecia puede convertirse en un alabastro más para reconstruir la coraza. Prefiero pensar que puedo usarlo como escudo para diferenciar qué me merece la pena y qué no. Esto solo pasa cuando estás satisfecha contigo misma y la conciencia no te pesa como el lastre de un buque a la deriva. Al fin y al cabo, cuando la mier.. sube tan arriba, lo que menos molesta es el olor.

Desde este lado del océano os saluda la que solo hace fotos. Espero que la travesía sea difícil, larga y agotadora de la misma forma en que me hacéis la vida a mi. Yo, ya me he hecho lo suficiente fuerte para no dejarme llevar por el pánico, respirar profundamente y dejar que la corriente me lleve. Con la certeza, además, de que lo hará a buen puerto.

En cierto modo, lamento, tener que agradeceros entrar en este mundo porque por vosotros lo hice. De cualquier modo, gracias. Soy quién soy por lo que hago, por los errores, por lo que avanzo y por vuestras "fallas" en el camino. Estoy aquí desde que comencé a luchar por nosotros. Ahora me mantendré por mí.

Porque si hay algo de lo que estoy segura es de que soy alguien importante, soy yo misma, y hago muchas cosas más además de fotos.

domingo, 19 de diciembre de 2010

Ayer

Bueno, quizás ayer no aprendí nada, pero Hoy sé que sé que he aprendido algo recientemente, que lo que lo que he aprendido, ya lo sé. Eso he aprendido yo.

Con las lágrimas y el tiempo he aprendido y me he capacitado para dar consejos y que sean escuchados. Sé decir qué me gusta y qué no y sobre todo sé ser muy fiel a mis principios. Por eso, ya sé qué hacer el 25. Por eso, estaré bien el 24 esté donde esté y... por supuesto estaré feliz con mi Rey. Con miedo pero Feliz.

En Tuenti he dejado algo bonito hoy. Quiero dejar esto aquí para mi.


Este sí que es un buen consejo. Que aconseje quién pueda!!

sábado, 18 de diciembre de 2010

Hoy


Hoy no he aprendido nada. Ayer aprendi muy poquito. A vuelto la monotonía, el control y el tiempo muerto. La sensación de ver la vida pasar sin detenerse.

Está equilibrada la vida? Existe en algún lugar una balanza y un juez que nos quita y nos da segun su viento o su aire. Hoy te doy paz

Hoy te resto paz y te traigo tormenta

Hoy te sumo cariño y te resto frío.

Hoy mucho calor pero soledad.

Hoy te lo doy todo, cuando despiertes te negare lo  que mas desees.

Vivir con miedo de que la felicidad sé acabe.

Location : Calle de la Igualdad, 1-25, 18248 Moclín,
Posted via Blogaway

domingo, 5 de diciembre de 2010

Medir a cada uno con su propia rasera


En mi pueblo hay un dicho que dice así. Pues, sí cada persona es responsable autónoma e independiente en sus acciones cabe esperar que desarrolle sus propios principios y sus reglas de funcionamiento interno y social.

Partiendo de este punto es justo considerar que nuestro rasero no ha de presentarse como el único posible o siempre el más fiable. En la práctica es mucho más sencillo vivir así.

Bueno... Estoy de acuerdo, es necesario acostumbrarse. El primer pasó siempre es reconocer lo que cuento, identificarlo y asimilarlo. Hecho esto, vivir dejando a cada uno vivir como sé le antoje sin que ello influya lo más minimo en nuestras acciones ni en nuestras relaciones sociales.

Location : 11690 Olvera,
Posted via Blogaway

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Vivir con miedo de que la felicidad se acabe


Me invade por momentos ansiedad fruto del miedo a que momentos exultantes de felicidad desaparezcan sin avisar. A diario vemos a nuestro alrededor como la felicidad puede desaparecer de un momento a otro.

Un accidente de tráfico, una mala decision, una elección errónea, una confusión durante una discusión, el cansancio acumulado en un mal día... Cualquiera de estas opciones puede hacer que la vida se vaya al traste.

Esto me hace sentir mal y coarta mi libertad para ser feliz y expresar mi libertad para serlo. Hoy, intento soltar este lastre y lo hago minuto  a minuto, tan a menudo como me siento feliz siento está angustia. La siento y me pellizco para seguir disfrutando porque odio pensar que cada minuto de felicidad debe ser hipotecado con intereses en lágrimas, enfermedades y desgracias.

Por sí acaso, sonreire hoy. Aunque no quiera creerlo no sé que pasará mañana.



Querer sin necesitar

Bueno, cuando pensé escribir sobre este tema la verdad, lo enfocaba a la distancia. Sería como decir que se puede querer desde lejos, a través del tiempo y del espacio. Ordenando mis ideas recordé algo que aprendí no hace demasiado tiempo:

- No sabremos vivir acompañados mientras no sepamos cómo hacer cuándo vivimos solos
- No se puede querer, ni amar a nadie si lo necesitar.

Puede que así, de golpe, no se entienda. Yo lo enfoco desde la dependencia. Desde este punto de vista nadie de vosotros me negará que no es una sensación agradable. Nos carga de ansiedad, de nervios, de inseguridades...

Ambas afirmaciones están muy relacionadas, íntimamente relacionadas. En una relación de pareja compartimos por igual porque si hay dependencia hay necesidad, si hay necesidad puede haber ausencia, si hay ausencia hay vacío, si hay vacío hay dolor. Es una gilipollez... bueno, una tontería afirmar que los amores verdaderos son los que te hacer sufrir. Para mantener una relación equilibrada es necesario conservar intimidad e independencia y, evidentemente, tenemos que saber responder nosotros mismos a las necesidades derivadas de esta intimidad y esta independencia, sino entramos de nuevo en el error. ¿Qué me ha llevado a pensar así?  Sentirme dependiente y reconocer que no soy feliz así. Además, también he aprendido que se puede ser una persona que depende de los demás pero no ser dependiente en las relaciones personales. Es complejo, pero es cierto.

Solo cuando nosotros mismos identificamos y categorizamos nuestros problemas y dolores, solo entonces podemos pedir a alguien que nos ayude. Solo cuando podemos decirle qué estamos haciendo por nosotros mimos podemos pedir que los demás lo hagan por nosotros por el sencillo hecho de que la capacidad de identificar nuestras propias necesidades nos hace ser más fuertes, menos vulnerables y más felices.

Con la family, pues que no joda es suficiente la verdad. Yo soy capaz de dar respuesta a mis necesidades porque si estuviera en sus manos hacerlo... acabaría en lo hondo de un pozo. Yo soy capaz de vivir feliz, quererlos, amarle y necesitarlos en la medida justa para ser aún más feliz con ellos.

Me gusta

Entrada destacada

Lo que acertó Julio Verne. Yo leo romántica.

   Anoche terminé de leer Cinco días para enamorase de Marta Lobo. Cinco mujeres con más ovarios que epiteliales. Y he pasado la noche ...