sábado, 31 de octubre de 2015

Bienvenida, Eva.

Pues ya está aquí mi nueva e irrepetible Hermana Mayor. Si, Eva, todos deben saberlo. Entre tú y yo siempre serás la más cuerda, la hija responsable, obediente, sencilla. ¡Qué dominios! ¿Quién se va a creer esto? Ni tú ni yo queremos ser normales. 

He preparado tu dedicatoria, tal y como me pediste. Una larga lista de agradecimientos aunque seguro que alguien se nos queda en el tintero. De ser así tendremos que escribir otro libro para resarcirnos. Un prólogo empalagoso, otro picante. Todo está en el horno, solo nos queda esperar y pulir todo lo que aún puede brillar más. Preparados, listos... ¡Ya!

Hoy tenemos mucho que celebrar. Os presento a Eva, el arma de destrucción masiva de Ogros y Príncipes despintados, esta mujer heredará el Trono de Hierro. 



Próximamente

sábado, 24 de octubre de 2015

Gracias


Como tantas veces he tomado su voz para hacer crecer mis historias hoy quiero hacerlo para mí misma. Para gritar lo que siento ahora. A pesar del agotamiento, del esfuerzo... todo merece la pena con cada mensaje de apoyo, con cada palabra. Cada beso o abrazo cibernético cuenta. Esto es para vosotros. Me he permitido la licencia de adaptarlo un pelín. Gracias lectoras. Gracias.



GRACIAS, Pablo Alborán (Terral)

Tengo la suerte de saber quien me quiere y no me quiere,
de saber que existe un lugar donde puedo volver si me hieren.
Tengo la suerte de tener una pasión en mi mente,
de entender que mi vida es mi vida,
pero mis palabras son del resto de la gente.

Quien diga que los sueños no se cumplen
que me explique como vivo en esta nube.

Si quizás me viste sonreír cuando mas quería huir,
pero llore de la emoción cuando leías junto a mi
vine para hacerte ver que desde el alma hasta el papel,
confieso que mi vida he dado siempre y siempre la daré...

Tengo la suerte de no saber competir con la gente,
de saber que si hoy me equivoco
tengo alguien que pueda entenderme.
Tengo la suerte de ser ciudadano del aire
de sentir que soy libre sin ser un vagabundo en la tierra de nadie.

Quien diga que los sueños no se cumplen
que me explique como vivo en esta nube…

Sí, quizás me viste sonreír cuando mas quería huir,
pero llore de la emoción cuando leías junto a mi...
vine para hacerte ver que desde el alma hasta el papel,
confieso que mi vida he dado siempre y siempre la daré...

Fue imposible evitar las prisas,
y aún así me entregabais sonrisas
sentía que algo especial nos unía enseguida ....
Sigamos juntos gritando con el alma y libro en mano
con el alma y el cuerpo de ambos brillando.

Si quizás me viste sonreír cuando mas quería huir,
pero llore de la emoción cuando leías junto a mi...
vine para hacerte ver que desde el alma hasta el papel,
confieso que mi vida he dado siempre y siempre la daré...

La daré por ti...la daré por ti.....





Grabación de Mónica Rosamina en Montevideo. 
Compartido desde el Canal de Santi Ascorreta en Youtube.

domingo, 18 de octubre de 2015

Relato para Sofía

El mundo parece equilibrado pero no lo es. En lo que  a polos se refiere no todos están completos. Los hay que buscan el Sur y no dan ni con Este y con Oeste. Y en esta sociedad que nos venden el estado de completa felicidad dividido entre dos, pues no compensa. La fe, la esperanza no es cosa del amor. La compañía no es cosa de química. Y el que diga que tiene la respuesta a este desequilibrio que escriba un libro. 

Sofía, desde ayer. 


Un día como hoy pero algunos años atrás lo de Sofía podría haber sido un pecado de orden mayor. De treinta y siete Padre Nuestro y cuarenta y dos Ave María. Pero desde ayer nada sería igual, ni semejante ni contrapuesto. Desde ayer el ahora duraba un día porque lo anterior no contaba, ya no existía. Había aprendido a decir y hacer lo que deseaba en cada momento. Sin importar la opinión de nadie fuera de su propia carne.


Sola, en un lugar más público que cualquier otro la prosa era cosa de otros, ella era poesía. Rima inmersa en el mundo. Una melena morena y lasia que bailaba, su piel absorbiendo lo que el sol le presta. A todo aquello, hasta donde alcanza la vista del alma, ella lo amaba. 

Allí sentada, junto a su vicio menos oculto disfruta su té, cierra los ojos de espalda al mundo. No quiere ver que la ven, solo desea sentir que pese a su diminuto tamaño es una arma vestida de lino y algodón con uña de diamante. Es fuerte en su soledad, ama y dueña de su cuerpo, su alma, su luz. Ocupa cuanto observa pues su mirada pesa, abruma y enloquece si te atrapa. Tanto abarca que intimida pues el mundo tonto piensa que es mejor observarla desde el suelo. En la distancia. Pero ella añora los abrazos verticales, los besos con los ojos y las caricias en el rostro.

Y dirás... ¿qué ocurrió ayer? Ayer no pasó más que nada. Es solo una excusa para seguir. Una razón sin causa para ser de verdad. Para vivir de verdad, para sentir de verdad. Para apostar.

A las seis y cincuenta y ocho, sentada en aquella silla de anea y olivo espera con euforia contenida, repasa su frase y da vueltas al objeto en su mano. Coloca y vuelve a colocar su pelo. Se muerde los labios, seca su mano y acaricia su cuello. ¡Ya!

-¡Eh! Perdona. ¿Tienes hora?
-Sí, claro.
Contestó un joven girando su cuerpo para observar a aquella hermosa mujer. Tendía su mano derecha hacía él y la izquierda un enorme reloj de bolsillo azul.
-Sofía de la Cruz.
-Oliver Hunter.
El hombre tragó por la determinación de la diosa. No viendo más que un rostro elegante y confiado, rebuscando en su memoria por unas facciones conocidas. Las había, un recuerdo pálido que ya no le servía para nada.
-Sí, lo sé. Te he estado esperando.
Y no por un día. 



sábado, 10 de octubre de 2015

Diario de una Golfilla



Sí, sábado por la noche y llega la Fati golfa en una escapada traviesa. Os vengo a dejar a un hombre que si bien hace mucho tiempo que conozco ahora está haciendo una labor extraordinaria en cada una de mis noches. Puede hacer desaparecer lo que sobra y volver a lo que se perdió. Ed Sheeran me traerá la paz pero este hombre me trae las historias de la mano. 





Y aquí os dejo a Diego, para quien quiera soñar con él. #TDD


Me gusta

Entrada destacada

Lo que acertó Julio Verne. Yo leo romántica.

   Anoche terminé de leer Cinco días para enamorase de Marta Lobo. Cinco mujeres con más ovarios que epiteliales. Y he pasado la noche ...